5 de junio: Día mundial del Medio Ambiente. Relación entre naturaleza y depresión.

5 de junio: Día mundial del Medio Ambiente. Relación entre naturaleza y depresión.

El 5 de junio se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente que en su edición 2017 se desarrolla bajo la temática “Conectar a las personas con la naturaleza”. En este marco, te presentamos las principales conclusiones de un grupo de investigadores de Stanford que explican por qué una caminata entre la naturaleza disminuye el riesgo de caer en depresión o sufrir otros trastornos de salud mental.

Caminar entre la naturaleza disminuye el riesgo de depresión

Para investigar los efectos que tienen las caminatas entre la naturaleza sobre la salud mental, un equipo de Stanford realizó un experimento solicitando a un grupo de voluntarios que caminaran durante 90 minutos en un paisaje urbano. Simultáneamente, enviaron a otro grupo a caminar la misma cantidad de tiempo entre la naturaleza y a continuación examinaron las reacciones cerebrales de cada uno. Es importante aclarar que se eligieron casi 40 voluntarios sin antecedentes de trastorno mental.

El resultado principal -establecido a través de comparaciones matemáticas y estudios de laboratorio- fue que el segundo grupo presentaba menor actividad a nivel neuronal en la corteza prefrontal subgenual, un área cerebral directamente vinculada con la expresión de la personalidad y por consiguiente con trastornos mentales como la depresión e incluso la esquizofrenia o la bipolaridad. En síntesis, la experiencia mejoró el bienestar, el estado de ánimo y hasta la memoria del grupo que disfrutó una larga caminata en áreas naturales.

El poder de la naturaleza en un mundo urbanizado

La explicación científica es que después de haber recibido estímulos estresantes, tanto las imágenes como los sonidos naturales disminuyen la ansiedad, las emociones negativas y fundamentalmente la rumia, siendo un patrón de pensamiento autorreferencial vinculado con el padecimiento de enfermedades mentales. Clínicamente, las distracciones positivas o neutrales impactan sobre la rumiación, entendida como la atención prolongada en causas y consecuencias negativas en torno al propio ser, como arrepentimiento o culpa. En términos directos, evita que giremos constantemente en torno a nuestros problemas.

La urbanización trajo aparejada una disminución de la experiencia con la naturaleza, de hecho el 50% de la población mundial reside en zonas urbanas pero para 2025 será el 70%, de acuerdo con los investigadores de Stanford. Aunque las consecuencias económicas y a nivel de servicios tienden a ser positivas para quienes viven en las ciudades, el ritmo de vida se acelera y aumenta el estrés, que podría repercutir en una depresión si se dan las condiciones, potenciándose cuando se pierde el contacto con el medio natural.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s